Para todos los que sueñan y le dan importancia a los sueños. Y que a lo largo de su vida, descubren que lo que sueñan tiene algo relacionado con su vida.
Somos caminantes en un viaje donde a veces las respuestas de nuestra vida estan en los sueños.

sábado, 27 de marzo de 2010

PERDIDO


Buscando mi camino estoy, después de haber perdido el rumbo. No se quien soy, he perdido la ilusión de buscar la libertad, pero sé que cuando salga de la oscuridad, respirare el aire puro de la felicidad y escuchare el cantar de los pajaros, la brisa del aire rozara mi cara y mis ojos se abrirán para poder ver la nueva ruta a seguir.

Mi corazón presiente muchas cosas, amor, felicidad y bienestar, pero en este momento mis piernas no tienen fuerzas a seguir avanzando. Mi vida se parte en dos, cuando escucho impresentables palabras destinadas a la rabia. Cada vez que hablo, mi voz se va debilitando por momentos, siento dolor en mi corazón, pero a mi nadie me entiende. La vida sigue hacia delante y la gente no escucha, mi cabeza da muchas vueltas sobre muchos problemas, pero la solución no la tengo yo.

De repente al final del camino veo una sombra de una persona, es una chica que me esta llamando, cada vez que avanzo la puedo ver mejor, es como un ángel ella dice que me va ayudar. Mis boca hace un ligero esfuerzo de sonrisa y felicidad, pero desisto por derrumbarme por el camino. Al instante, la chica me coge de la mano y me lleva de nuevo hacia mi destino. Su piel es suave, su voz es dulce, su olor es maravillosa, tiene el pelo largo y muy cuidado.

Mi corazón vuelve a latir esa sensación que había perdido.Debe ser ella la que me ayude a seguir con mi vida, respiro felicidad pero estoy nervioso de esta sensación.Estoy tranquilo, descubro que es mi mujer la que me hace seguir estando vivo.

2 comentarios:

yóubàn Ki dijo...

Hermano,

Ten paciencia. Se que es fácil decirlo pero la felicidad se alimenta de sonreir tanto en los buenos momentos, como en los que no lo son tanto. Más dura puede parecer la sonrisa cuando lo que te envuelve te puede parecer oscuro, pero si sonries desde ese corazón tan grande que tienes, seguro que la oscuridad se mantendrá apartada de ti hasta que la luz de donde provienes lo ilumine todo. Dentro de poco nuestro viaje juntos te hará sonreir a la vida. Solo se puede sonreir... :D

Un abrazo muy grande

Longinus dijo...

Jordi, el motivo de tu bajón anímico no lo se, pero creeme, siempre hay luz al final del tunel. Lo digo por experiéncia propia. Y cuanto más positivo se es, más corto y menos oscuro se hace ese túnel.
Te felicito por compartir tus sentimientos. Las penas se hacen más ligeras cuando hablamos con los demás de nuestros problemas.

Un abrazo grande primo, nos vemos pronto!